#RethinkingTrade con Carles Murillo y Joan Tristany

13 may 2020

Todavía es pronto para saber el impacto que va a tener el Covid-19 en los flujos de comercio exterior y en las inversiones exteriores en España. Aún así, Carles Murillo, Catedrático de Economía Aplicada y Director del Máster en Negocios Internacionales de la UPF Barcelona School of Management y Joan Tristany, Director General y Secretario General en AMEC Asociación Empresarial, intentaron ayer abordar las repercusiones del Covid-19 sobre la producción y el comercio internacional y señalar algunas claves para las empresas con el fin de ser ‘lo más adaptativas posibles’.

La  OCDE estima que la epidemia podría reducir el crecimiento mundial al 2,4% para 2020, desde el 2,9% previsto en noviembre de 2019. Pero muchas empresas, tras la crisis de la Covid-19, ya hablan de un crecimiento nulo o decrecimiento que iría del -15% al -30%. Murillo y Tristán coincidieron en la dificultad de hacer previsiones dado que se desconoce cuánto durarán las restricciones establecidas para contener la pandemia, cómo será el plan de desconfinamiento y qué políticas (proteccionistas o no) adoptará cada país. ‘Estamos más que nunca en un entorno VUCA (volátil, incierto, complejo y ambigüo) y lo único que podemos hacer es prepararnos para un futuro incierto’.

Pese a ello, apuntaron algunas recomendaciones, especialmente, orientadas a las empresas del sector industrial con el fin de convertirse en empresas adaptativas que les permita hacer frente a esta o futuras crisis.

  • Las empresas deben acelerar las transformaciones que ya habían iniciado, como la extensión de la digitalización a toda la producción para automatizar sus procesos.
  • Deben diversificar los centros de producción, mercados de destino y sectores de aplicación.
  • Adoptar una gestión ágil de sus cadenas de suministro que les permita cambiar de proveedores y trasladar la producción de unas plantas a otras. Sin duda, los gerentes de la cadena de suministro se convertirán en una de las categorías de trabajo con mayor importancia en los próximos años.
  • Realizar las acciones comerciales de forma telemática
  • Asegurar liquidez en sus sistemas organizativos
  • Innovar y flexibilizar sus sistemas de gestión.

Asimismo ambos coincidieron que las instituciones internacionales deben ejercer el liderazgo para el que han sido creadas y favorecer lo antes posible el comercio intrarregional y los procesos de integración regional.

Además, consideran imprescindible el apoyo a Pymes, autónomos y sectores estratégicos vulnerables. ‘Uno de los aprendizajes que nos deja el COVID es que no podemos dejar la completa gestión de la manufactura a los mercados exteriores’, señalaron.

Ver Presentación Carles Murillo

Ver Presentación Joan Tristany

Ver Vídeo de la Sesión


Otras novedades