#RethinkingEntrepreneurship Christian Rodríguez y Susana Domingo

22 jun 2020

El emprendimiento post coronavirus cotiza al alza: cintura, experiencia y capacidad de adaptación

El último día de mayo fue la primera jornada sin muertes por coronavirus en España desde el inicio de la pandemia. Mientras el frente sanitario parece empezar estabilizarse tras varios meses de caos y a la espera de un posible rebrote con la llegada del otoño, el ámbito económico empieza su inmersión hacia un terreno pantanoso, lleno de incertidumbres y en los que las reglas del juego serán distintas, obligando a los actores a buscar nuevas oportunidades.

“Si intentásemos encontrar una crisis que haya impactado de manera tan brutal en nuestras vidas como lo ha hecho el COVID-19, sería difícil. No hay precedentes”. Así lo ha apuntado Christian Rodríguez, CEO de BYHOURS, autor del libro Despegar y Alumni del MBA de la UPF Barcelona School of Management que, junto a Susana Domingo, responsable del Área Estratégica y Emprendimiento y directora del MBA, han protagonizado esta nueva sesión del ciclo de seminarios en línea Rethinking Management sobre el futuro cercano del emprendimiento. 
Ambos ponentes están convencidos el escenario post coronavirus traerá consigo una nueva forma de consumir, de pensar, de actuar… y, en muchos casos, se hará de forma más responsable. Uno de los ejemplos más paradigmáticos, ha indicado Rodríguez, será el sector viajes, donde “el factor seguridad tendrá un peso mucho más importante que hasta ahora”. “Es un sector que va a quedar tocado, pero debe reinventarse: entender cómo eran las cosas antes y cómo van a ser en el futuro”, ha matizado. Y es que el Covid-19 impactará en la “sofisticación” del mercado, en la elaboración de un producto. “Ya empezamos a vislumbrar modelos de negocio que hoy tienen sentido y que ganarán protagonismo en los próximos tiempos mientras que hay algunos que, ya dudosos, hoy se desvanecen”, ha señalado el CEO de BYHOURS. Y ha advertido: “Hay negocios que hoy son importantes pero que no tienen suficiente propuesta de valor como para trazar una estrategia continuista de mercado”.

En este nuevo paradigma, la reestructuración de plantillas va a ser una constante. “Cuando hay épocas de incertidumbre, el concepto de emprendedor tiene que comparar”, ha reflexionado Rodríguez, en alusión a los cambios de metodología que, con toda probabilidad, van a observarse en los próximos meses. ¿Cuál es el riesgo de emprender? ¿Cuál es el riesgo de no encontrar un trabajo estable o de que mi empresa cierre? Son preguntas que los futuros emprendedores deberán formularse según Domingo y Rodríguez. De hecho, en muchos casos “la animadversión al riesgo ya comienza a cambiar y donde antes se veía un riesgo, ahora se ve una oportunidad”, ha considerado Rodríguez.

Sin embargo, advierten: “Pese a que el emprendedor verá menos riesgo, es posible que el inversor vea mucho más”. Ante esta opción, la experiencia será uno de los valores más buscados y de mayor garantía. La gestión de crisis, de expectativas y de estrategias de proyecto, así como la inteligencia emocional, serán claves. “El mercado va a dar y quitar oportunidades a mucha gente”, ha apostado Rodríguez, una situación que cree será un “caldo de cultivo que permitirá encontrar muchas personas con necesidad de emprender” y, por tanto, facilitará la creación de equipos.

Ahora bien, ¿qué sectores serán los más atractivos para bancos e inversores? El CEO de BYHOURS se mueve hacia el Health Care y la digitalización, todo aquello vinculado con el trabajo en remoto. “Todas las empresas se están planteando cómo van a trabajar en un futuro”, ha añadido. En cualquier caso, para Rodríguez hay dos conceptos que serán esenciales para los emprendimientos de los próximos meses: 

Eficiencia en términos de Cash Burn: Hoy en día, la gente debe confiar en el proyecto, ya que puede hacerse muy difícil tantear qué va a pasar en el próximo año. Apostar por modelos que gasten poco.
Modelos sólidos y con márgenes: Hay que plantar negocios que no den pérdidas. Ya no sirve la fórmula de dos años de pérdidas para recuperar luego, porque las proyecciones no son claras. 
Con toda probabilidad bancos e inversores serán más reticentes que en el pasado y no van a apostar por cualquier tipo de sector. Ante una situación de incertidumbre como la actual, la prudencia se apoderará de las instituciones monetarias y será imprescindible la capacidad de adaptación. En palabras de Rodríguez, “cotizarán al alza las personas con esta cualidad”.

Más información

Ver la presentación de Christian Rodríguez

Ver el vídeo de la sesión online

Consulta la agenda de sesiones online


Otras novedades

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies Puede obtener más información en este enlace