#RethinkingManagement #HRGlobalMobility Mariano de las Heras

07 jul 2020

Adaptabilidad y empatía: aquello que debe perseguir el HR Global Mobility del futuro

El futuro cercano es incierto. Sectores como la educación o la sanidad empiezan a prepararse ante un posible rebrote de COVID-19 con la llegada del otoño basándose en la experiencia de los últimos meses. Otros, sin embargo, van a ciegas. Es el caso de la movilidad internacional, que ante un contexto VUCA como el actual –volátil, incierto, complejo y ambiguo– ha visto como el desplazamiento de las personas ha quedado seriamente debilitado a raíz de la aplicación de medidas mucho más restrictivas que, todo parece indicar, han llegado para quedarse. “La primera regla para el momento actual es que el responsable de movilidad internacional es el que debe adaptarse y no el mundo a él”, ha advertido Pablo d’Angelo, International RH Director de CaixaBank y uno de los cuatro ponentes que ha participado en el webinar sobre HR Global Mobility de la UPF Barcelona School of Management.

 

D’Angelo, junto con Mariano de las Heras, director del Postgrado de Internalización de RRHH y Global Mobility de la UPFBSM; Nina Heindrichs, Regional Director Southern Europe & Northern Africa de BBi Communication; y Juan Antonio del Pozo, consultor estratégico en Movilidad Internacional han analizado el rol que jugará el responsable de movilidad internacional de ahora en adelante. “Será clave la capacidad de empatía para entender y anticipar contextos”, ha avanzado Heindrichs, que ha considerado que la sensibilidad será imprescindible para gestionar proyectos. “La figura del HR Global Mobility ha pasado de un papel reactivo a uno proactivo, ha ganado empowerment”, ha comentado D’Angelo que, a su vez, ha alertado: “Un error hoy puede llegar a costar el proyecto de movilidad”. 

Si bien es cierto que la figura del HR Global Mobility ha cambiado en los últimos 15 años, ¿cuáles son las demandas específicas que requiere su trabajo en la situación actual? Los ponentes han destacado tres: 

  • Valor ético: Tomar decisiones implica asumir riesgos y, por eso, todas ellas deben estar justificadas y basadas en la ética. Hoy por hoy no se puede mandar a las personas a cualquier lugar sin haber analizado los pros y los contras con anterioridad.
  • Business Partnership:  El momento actual requiere de una vinculación mayor con la empresa, hay que trabajar colaborativamente con el negocio y con respeto a todas las personas implicadas. La resolución de conflictos es un trabajo de equilibrios y hay que saber distinguir cuándo arbitrar y cuando decidir. Para ello serán primordiales las soluciones creativas, ya que, en el ámbito global, las problemáticas son infinitas. 
  • Flexibilidad y adaptación:  El responsable es quien se debe adaptar. Hay que innovar en la gestión de los temas y trabajar el impacto tecnológico desde tres aspectos: la comunicación interpersonal; el posicionamiento interno/externo de la empresa; y el trato con datos a escala empresarial. La resiliencia será una característica indispensable para sobreponerse a situaciones que, seguro, no serán fáciles. 

Cómo ha ilustrado del Pozo, el contexto actual llevará a una “re-movilización”. Será necesario redefinir los modelos de expatriación, ya que las políticas a las que estábamos acostumbrados han quedado obsoletas. “El negocio internacional va a continuar”, ha matizado del Pozo, pero dependerá, ha matizado, de la “rapidez de las empresas”. “La situación no será la misma para aquellas empresas que inicien las operaciones en el extranjero que para aquellas que ya estén asentadas”, ha expuesto el experto en movilidad internacional, que ha confiado en las “expatriaciones online”. Ahora bien, si algo nos ha enseñado la pandemia, ha apuntado del Pozo, es que “la gestión de personas de forma virtual es diferente a la presencial”. En este sentido, los cuatro ponentes han coincidido en la necesidad de reforzar y agilizar los canales de comunicación con los expatriados para “estar al día de lo que ocurre en cada país”. 

Y es que entender el contexto, como ha recordado Heindrichs, es principal. “No es suficiente con haber viajado mucho con anterioridad, hay que hacer un paso más”, ha reflejado la Regional Director Southern Europe & Northern Africa de BBi Communication. “La experiencia del choque cultural es vital”, ha indicado Heindrichs, que ha añadido que las personas que hayan podido vivir en otros países, aunque sea a través de experiencias Erasmus, tendrán mucho ganado. “Los idiomas permiten acercarse a las personas, entender el contexto”, ha completado la ponente. 

La movilidad internacional cambiará y muchos de los aspectos a los que no se prestaba atención con anterioridad pasaran a tener un papel clave en el desplazamiento de las personas. Uno de ellos, como ha expuesto del Pozo, será el de los seguros médicos. “Desde hoy las coberturas de epidemias y pandemias serán primordiales y, en cambio, antes siempre quedaban exentas”. 

En cualquier caso, el HR Global Mobility, han acordado los ponentes, pasará a ser un “director de orquesta” que tendrá que conciliar con su entorno más, si cabe, de lo que lo hacía hasta ahora. La resiliencia, la empatía y la cintura serán claves para el éxito de un mercado internacional incierto.

Ver la presentación del webinar

Ver el vídeo de la sesión online


Otras novedades

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies Puede obtener más información en este enlace